Páginas

15 de diciembre de 2016

Viernes noche... comenzando en el Free Eagle y Men's





23.00 p.m

Entrar en el Free Eagle, pedir un RedBull y ponérseme a hablar un señor mayor que estaba a mi lado, fue todo una.
-¿Tu eres valenciano, verdad ?- preguntó sin más, directamente, para mi sorpresa.
Supongo que no habia nada que me identificara con ninguna zona concreta, ni siquiera en un acento especial al decir "un Redbull", sino que simplemente fue una manera de comenzar una conversación y aproximación.

- ¿Y que hace uno de Barcelona en Torremolinos, habiendo allí hay tanta cosa?- volvió a preguntar cuando le dí cuenta de su error.

Comenzamos una charla relativamente distentida sobre el aquí y el allí, sobre el agua del mar, su temperatura y sus porques, que fue lo que más me sorprendió de la costa malagueña, sobre el clima, sus inquilinos, sobre su viaje a California, etc...
También me dió cuatro apuntes sobre algunos bares de la ciudad, sobre el tipo de gente que frecuentaban y afluencia de gente, que bien me habrían valido más tres días antes, pero que agradecí, como no podía ser de otra manera.

En un momento de la conversación me preguntó si me gustaba la gente mayor, supongo que para valorar sus posibilidades.
- No - le respondí, matizando que realmente no dependía de la edad que me gustara o no, sino más bien de lo 'cascada' que estuviera la gente y sobretodo, de la actitud.
A él se le veía realmente bastante mayor, pero aún desprendía buena vitalidad.
Con un poco más de actitud, no digo que no me hubiera conseguido, jejeje... que al fin y al cabo soy bastante facilón, pues a veces un simple tono de voz, una mirada, un gesto, un vete a saber qué, me desmonta los prejuicios, si los hay.

Pero se marchó, finalmente, al Men's, o eso dijo, porque apenas 10 minutos más tarde salía yo en esa dirección.
- Igual nos vemos allí - comentó.
Tras apurar el RB, bajé al lavabo.
De ipso facto, dos tíos me siguieron, pero fui a lo mío y al acabar el riachuelo, volví arriba y me marché.

En el corto camino de un local al otro, vi a unos metros más adelante a Juan, de espaldas, paseando acompañado supongo del amigo sevillano con el que esperaba encontrarse aquella tarde, según  me había contado la noche anterior.

Una vez en el Men's, y cerveza en mano, bajé unas tres veces a la zona de cruising, y cada vez volviendo arriba con la misma impresión.
No acababa de encontrarme cómodo ni a gusto.
Me recordaba el cuarto oscuro del desaparecido cine Arenas, pero en los momentos del baile de las almas en pena.
Un intento de follada express con preservativo y dolor, que no llegó ni a buen principio ni menos, a buen fin.
La interrumpí nada más apareció el dolor.
Y es que, sin un mínimo de calentamiento, no funciona la cosa.
Luego algún esquivo toqueteo, manteniéndome siempre a cierta distancia y mamada de segundos.
Aquello no iba bien, así que no me demoré mucho en irme.

Tras un tranquilo y largo paseo llegué al Querell, el verdadero objetivo de aquella noche, y su naked party, o sea fiesta nudista, para entendernos todos.

Era sobre la una y cuarto de la madrugada, y realmente no estaba nada convencido que siendo tan "temprano" hubiera mucha gente, y más por el hecho de estar tan retirado del centro del meollo.
Y por un momento, al darme la taquilla nº 8, parecía reafirmarme, hasta que me desnudé del todo, salvo calzado, y pasé a la zona del bar, en la que, para mi sorpresa había bastante público.

Pero una rápida ojeada me hizo sentirme totalmente fuera de lugar.

Tíos buenos, buenísimos, jóvenes o cuarentones de más que buen ver, machorros, algunas muy reinas, otros altos, otros altísimos, extranjeros, pieles lisas y poco pelo, algún tipo normal, los menos, algunos bajos, menos todavía, y... Oh, sorpresa!, Juan, el abulense.

Se me cayó la moral por los suelos.
Y lo que no es la moral.
Todo eran rabazos, erguidos o flojos, pero todos hermosos.
Cierto que alguno se tapaba.
El mío, se mantenía como recién salida de la ducha, chiquita y "arrugá".

Me sentía como un chimpancé en medio de un casting para una peli porno gay.

Aquello no podía salir bien.

(Continuará)

13 comentarios:

  1. Perrete no te he visto sin ropa.La culpa de ello es solo mía pero que no viene al caso. Físicamente me atraes mucho,y las dos veces que he compartido café y conversación me he sentido muy a gusto en tu compañía. Como tu bien comentas la mirada, el tono de voz o la forma de expresarte me llama la atención que un cuerpo 10.Estos te roban la mirada pero cuando pronuncia una palabra se le van a uno las ganas.
    Lo del tamaño va a gusto, lo importante es cómo se maneja, qué recursos emplea, más vale una dotación normalista pero que el propietario de la misma sea activo (me refiero a que sea juguetón, morbosillo, y no que a mi me lo hagan todo).
    La noche que relatas y en el punto en dónde lo has dejado augura que en el próximo post contarás "cosas" interesantes.
    Un beso en tu hocico Perrete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Pere, como sabes aumentar mi autoestima :-) . Gracias.
      Aunque estuve mucho de "voyeur", sí pasaron cosas interesantes, si ;-)

      Eliminar
  2. "los momentos del baile de las almas en pena" me encanta, qué descriptiva y a la vez triste y sentida (para mí) remembranza ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran momentos en que me sentía total y absolutamente fuera de lugar, y me preguntaba a mí mismo que qué hacía yo allí.

      Eliminar
  3. Coño que pequeño es Málaga, ves te volviste a encontrar a Juan.

    Lo bueno es que aquí ya nos dejas a todos una guía sobre diversos locales de Málaga. Has pensado hacer subsecciones dentro del blog... en plan aventuras en Málaga, o en Cadiz, y ahí etiquetar todo lo que tenga que ver con esas ciudades. De esa forma puedes convertir tu blog en una guía de la penumbra ibérica jeje. Aunque es un coñazo lo se...

    Después de tantos locales a medias, nos dejas a nosotros a medias... ¿es una venganza no? jaja, pero me encanta... a ver que aventuras pasaron en el Querell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si... excepto en la playa y en la primera sauna, me lo encontré en todos los sitios, jajaja...
      Y ya me fue bien, pues solo interactuabamos si a ambos nos apetecía, y sin malos rollos si uno decía que no en ese momento.
      Si que lo había pensado, sí, pero como dice, es un coñazo. Bastante tengo con dar salida a mis posts (47 borradores a fecha de hoy), aunque de todas formas, como guía sería terriblemente parcial e incompleta.
      ¿Venganza?, ¿De que?... No !!!, para nada ;-)

      Eliminar
  4. Claro y eso es bonito.

    Lo es... y te entiendo. Bien sabes que a veces se me publican articulos sólos sin que los haya repasado.

    No se yo eh jaja

    ResponderEliminar
  5. Xiquet! perdona tot el temps que no he estat llegint-te! Avui he estat al final tranquil , relaxat i el mes importat amb desig i curiositat per fer-ho , potser per les interaccions que hi ha habut al face amb tu, Manuel i Leví. Em recorda els meus anys de cruissing ja t'he contat la meua segona i definitiva pubertat dels meus 38 als 42 per Castellò , Valéncia o les plages d'aci o de l'Hospitalet de l'Infant o aquell viatge meu al Baix Llobregat i al Garraf, m'encantaria tornar a la teua ciutat , a part de a tu hi ha crec 5 mes que m'agradaria prendre un cafe sense mes , per la interaccio que pel mig del face he tingut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No,no... no m'has contat res de tot això ;-)

      Eliminar
  6. Perro, hace rato no leía tus post. Realmente los extrañe. Hoy me he puesto al día y realmente he quedado con ganas de más. Gracias por todos esos relatos. Un abrazo desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlos, cuando tienes tiempo.
      Es bonito saber que uno tiene lectores que esperan las historias que publicas, y se ponen al día cuando no han podido leerlas.
      A ver si publico con más asiduidad ;-)

      Eliminar
  7. Justo. A mí una mirada bonita y un tono de vozarrón así algo sexy y ya me ganan, jeje... Tampoco es que sea yo mu difícil, eh :P

    Y ya esto de los rabos y los nervios... ya daría para otra entrada, jeje, qué te voy yo a contar... A ver cómo acaba pues.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues acabo de publicar ahora mismo la continuación de aquella noche ;-)
      Gracias por comentar !

      Eliminar